Marchando Hacia Adelante
Predicas Escritas - Predicas Escritas

Marchando Hacia Adelante

Texto tema: "No os conforméis a este siglo, (este año) sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta". Romanos 12:2

Introducción: Este texto nos habla de un cambio de mentalidad. Los cambios de mentalidad han traído grandes cambios al mundo y quiero poner como ejemplo a Cristóbal Colon. Colon le cambio la mentalidad al mundo con su teoría de que el mundo era redondo. Mire lo que paso: 1). Descubrió un nuevo continente, 2) con su descubrimiento demostró que el mundo si era redondo, y 3) se abrieron nuevas vías marítimas para el comercio mundial. ¿Que había en colon para lograr lo que logro? Colon tenía una mentalidad de conquistador.

En la biblia hemos encontrado tres tipos de mentalidades:

1) Mentalidad de desierto: Tres días se convirtieron en 40 años. ¿por qué? en un día Dios los saco de Egipto, pero ellos se tardaron 40 años en sacar a Egipto de su corazón.

a. La gente con mentalidad de desierto siempre vive en el pasado (Números 11:4-5). Los israelitas se acordaban y anhelaban lo que comían, lo que hacían, lo que habían dejado en Egipto. Al ellos decir: vivíamos bien en Egipto equivale a decir lo mismo hoy nosotros vivimos con la nostalgia de lo que éramos, lo que hacíamos en el mundo.

b. Esta mentalidad nos hace murmurar y quejarnos con Dios. La palabra dice que "Jehová iba delante de ellos durante el día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y durante la noche en una columna de fuego para darles luz". Además de esto, Dios les daba maná, agua, y la ropa no se les gastaba.

i. Este tipo de mentalidad nos desvía de lo que está al frente. Cuando solo vemos lo que no tenemos nos volvemos malagradecidos no viendo la misericordia que Dios nos da diariamente. La falta de agradecimiento nos hace murmurar contra Dios. Y el murmurar contra Dios pone un alto a las bendiciones que El tiene para nosotros.

c. Nunca seremos prosperados con la mentalidad de desierto. El pueblo de Israel no vio la tierra prometida por causa de su mentalidad. Es importante mencionar que Dios nunca saco al pueblo de Israel para vivir en el desierto, Dios los saco para vivir en la tierra prometida; la tierra de prosperidad donde fluía leche y miel.

2) Mentalidad de langosta: "También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos." Números 13:33

a. Esta tipo de mentalidad minimiza el potencial que Dios ha puesto en nosotros; nos impide vernos como Dios nos ve. Ellos dijeron: "Éramos"; se vieron menos, se menos-preciaron o sea que se dieron un valor ínfimo, su valor real era $1,000 y se pusieron una etiqueta con un valor de $.01. Este pueblo se vio inferior, se acomplejaron.

i. Tienes una mente de langosta cuando dices lo siguiente: "Aquella persona puede hacer las cosas yo no puedo; ellos pueden tener ese buen trabajo nosotros no, otros pueden tener esa casa yo me conformo con este cuartito." Esta manera de pensar nos lleva a vivir una vida solitaria, apartados, marginados donde no socializamos con nadie. Nos lleva a tener la estima muy baja (ellos son gigantes y yo soy pequeño); se quedan bloqueados y eso los lleva al conformismo.

b. La mentalidad de langosta opera a través de los ojos. Nuestros ojos le dicen a nuestra mente la situación "actual" que vemos (ej. No tengo educación, no tengo dinero, no tengo influencia, no soy fuerte o inteligente, etc.). Pero el ojo de Dios ya lo vio diferente. Digámosle a la mente lo que Dios ya dijo y estableció no importando lo que nuestros ojos vean o nuestros sentimientos sientan.

i. Cuando veas a los gigantes de tu vida recuerda que si Dios te dijo que te iba a bendecir El lo hará aunque te veas en necesidad. El dijo que estaría contigo y que nunca te abandonara. Dios no miente y recuerda siempre que: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece." Filipenses 4:13

3) Mentalidad de Cristo: La palabra me dice en 1Corintios 2:16 que nosotros (tu y yo) tenemos la mente de Cristo. Parte de la misión de Cristo era cambiar nuestra mentalidad; le cambio la mentalidad a los apóstoles, a Nicodemo, y a todos con quien se relacionaba. Sus vidas fueran cambiadas porque al encontrarse con Jesús se contagiaron de su visión y su mentalidad.

a. Cristo tenía una mentalidad positiva. Para Jesús no había nada imposible. El desafío la ley de la naturaleza cuando maldijo a la higuera y se seco; también cuando le hablo a la tempestad y ésta se tranquilizo. Jesús, desafío la ley de la gravedad cuando camino por las aguas, desafío la ley de la vida al resucitar los muertos, también desafío a los líderes religiosos de su tiempo.

b. "Transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios agradable y perfecta." Esto es lo que nos manda el apóstol en Romanos 12:2

i. Jesús dijo que nosotros haremos cosas mayores que las que él hizo. Tú puedes tener una vida victoriosa en Jesús.

Dios está dispuesto a llevarte más allá de tus capacidades, pero no puedes llegar ahí con la mentalidad de desierto y de langosta. Es imperativo que tomes la mentalidad de Cristo para vivir una vida agradable y perfecta. Cuando vivas con un mentalidad de conquistador, muchas cosas en tu vida cambiara.

"Renovaos en el espíritu de vuestra mente"

Efesios 4:23